Impotencia

La impotencia sexual es un problema que afecta al 20% de los varones de la población mundial (1 de cada 5).
Se manifiesta como la incapacidad total o parcial para lograr y/o mantener una erección adecuada para alcanzar una relación sexual satisfactoria.
Esta incapacidad o discapacidad también es conocida como disfunción eréctil.

Tratamiento
Hoy en día es mucho lo que se puede ofrecer a los pacientes. Haciendo click en “Consulta sin cargo”, podrán realizar preguntas y obtendrán respuestas más específicas.

Diferentes trastornos de la erección

  • Se pueden presentar diferentes tipos de trastornos de la erección que pueden ser causados por diversas patologías y circunstancias. Se enumeran a continuación los mismos:
  • Pacientes que no logran la erección en determinados momentos o situaciones.
  • Pacientes que logran la erección y luego la pierden.
  • Pacientes que pierden la erección al intentar penetrar.
  • Pacientes que pierden la erección dentro de la vagina.
  • Pacientes que no logran en absoluto una erección.
  • Pacientes que logran la erección con determinadas parejas y con otras no.
  • Enfermedad de la Peyronie.

Causas

  • Problemas orgánicos:
  • Problemas cardiovasculares.
  • Problemas endócrinos.
  • Problemas neurológicos.
  • Problemas emocionales: Por lo general están relacionados con la pérdida de confianza y un temor creciente a nuevos fracasos.
  • Medicamentos: Fundamentalmente psicotrópicos, betabloqueantes y otros antihipertensivos, antiulcerosos y anabólicos.
  • Problemas secundarios a la eyaculación precoz: La frustración que provoca la eyaculación precoz, puede con el tiempo, traer secundariamente trastornos en la erección.
  • Problemas psicológicos: Son poco frecuentes. Se relacionan con problemas a nivel del inconsciente y se solicitará la intervención de un psicólogo competente.